Cuando las chicas se reúnen, es común hablar de chicos: el más atractivo, el recién llegado, el más popular, el excelente bailador, el mejor besador… y una lista interminable. A la inversa ocurre algo parecido aunque los varones se presumen más en sus conquistas y de sus herramientas sexuales y de seducción.

Los chicos adolecentes mienten sobre su primera vez acerca del acto sexual, las mujeres suelen ser más sinceras que los hombres, no exageran o cuentas cosas que han sucedido.

Esto sucede por diferentes situaciones, pero uno de los patrones más comunes es el culturales, que si bien son injustos con las mujeres por discriminarlas y considerarlas inferiores, también colocan muy alto a los hombres y cuando estos no llegan al “ideal” del macho potente e invencible —como sucede frecuentemente— se refugian en la mentira y la exageración.

Las mujeres suelen ser más sinceras que los hombres. A los chicos, por ejemplo, les cuesta admitir que no han tenido sexo, y si son interrogados al respecto suelen mentir con tal de no quedar mal ante el grupo. Esta conducta está condicionada, sobre todo, por factores socioculturales como he dicho antes.

Sabemos que a nuestro alrededor hay adolecentes quienes empiezan su vida sexual a muy corta edad, podemos saber de muchachos precoces que a los 14 años ya han tenido relaciones genitales, hay quienes se han iniciado con prostitutas y por tanto tienden a protegerse más en esa primera relación; mientras que, existen otros grupos que debutan con muchachas afectivamente cercanas y muy pocos usan preservativos en su primera vez.